ITESO, UNIVERSIDAD JESUITA DE GUADALAJARA

El trabajo también es cuidado

El trabajo entendido como actividad laboral participa en la construcción de nuestro estilo de vida, define partes de nuestra identidad, resalta nuestra vocación y gustos; manifiesta destrezas, habilidades y conforma oficios y conocimientos. Diariamente dedicamos nuestro tiempo a llevarlo a cabo; el trabajo es parte de la vida, de nuestra vida.

De manera colectiva esperamos que nuestro trabajo nos brinde una mejor calidad de vida, suficiencia económica, certezas y logro de metas, pero no solo eso se gesta en los espacios laborales, también están presentes las relaciones interpersonales, la solidaridad de los compañeros y compañeras de jornada, los logros de equipo y todo ello contribuye a mejorar nuestro bienestar y de quienes nos rodean; además, pone en práctica nuestro conocimiento y capacidades. Por eso, atender intencionadamente el trabajo también es autocuidado. En estos tiempos donde el ámbito laboral ha sido uno de los más afectados, es momento de preguntarnos ¿qué estrategias han surgido para fomentar el autocuidado en el trabajo? ¿cómo podemos participar de ellas? ¿cómo sobrellevar las circunstancias y salir fortalecidos?, ¿qué recursos nuevos puedo encontrar para redescubrir posibilidades? y por ultimo ¿podría el trabajo convertirse en una oportunidad de crear?

Gratuito